Jóvenes en una empresa - diversidad inclusión Globalwork

Inclusión y diversidad para crecer como empresa

Vivimos en un mundo que da pasos enormes y muy emocionantes por la igualdad de oportunidades para todas las personas. Sin embargo, aún queda un largo camino para cerrar las brechas, erradicar la discriminación y aceptar completamente la diversidad.

Y cuando hablamos de inclusión y diversidad, nos referimos a la aceptación de cualquier tipo de diferencia: étnica, sexual, de edad, social, económica, territorial y de discapacidad.

Incluso, este espectro debe extenderse para incluir a víctimas de violencia y personas que en algún momento de sus vidas cometieron delitos.

De acuerdo con la consultora McKinsey & Company, la participación de minorías y grupos vulnerables en el mercado laboral colombiano está por debajo del 3%.

Estamos en un momento coyuntural de migración, reconocimiento de derechos y reintegración de grupos que estaban por fuera del mercado laboral, que requiere que las empresas se comprometan con su responsabilidad con la sociedad.

Un sector empresarial más incluyente significa una mejor sociedad, que disminuye la marginalidad laboral, la exclusión, la informalidad y les da oportunidades a más familias de romper con los ciclos de desigualdad.

 

Ventajas competitivas de la inclusión

Crear empresas diversas no solamente representa beneficios sociales. También trae enormes ventajas para las empresas, listadas por instituciones como el Banco Monetario Internacional:

  • Creación de un ambiente innovador, pues las ideas fluyen constantemente desde diferentes ángulos.
  • Generación de un liderazgo inclusivo.
  • Mejoras en el ambiente laboral.
  • Disminución de la rotación de personal y sus costos asociados.
  • Mayor sentido de pertenencia y gratitud con la compañía.
  • Mejoras en los resultados empresariales.
Según datos de MSD Rainbow Alliance, los empleados de la comunidad LGBT que trabajan en empresas incluyentes son un 30% más productivos. Esto aumenta en un 39% la satisfacción del cliente, 22% la productividad general y 27% la rentabilidad del negocio.
De acuerdo con el Instituto Peterson, las empresas en las que mujeres ocupan al menos el 30% de los cargos directivos, incrementan su rentabilidad entre 15% y 26%.

Cómo crear equipos diversos

Este cambio debe empezar por el compromiso gerencial. Las directivas deben tener la convicción de fortalecer la inclusión, más allá de las exigencias de Responsabilidad Social Empresarial, las exenciones tributarias o los beneficios reputacionales.

Una vez las directivas destinen los recursos y las condiciones necesarias, estas son algunas de las acciones que puedes tomar:

  • Definir indicadores de inclusión y trabajar por su cumplimiento.
  • Sensibilizar a los empleados con los que ya cuenta la empresa.
  • Hacer búsquedas de personal y procesos de selección no excluyentes. Inclusive, en algunos países las hojas de vida no contienen fotos, nombres, fechas de nacimiento ni direcciones de residencia para evitar todo tipo de discriminaciones.
  • Implementar herramientas tecnológicas en ciertos filtros del proceso de selección para reducir el sesgo humano.
  • Establecer remuneración igualitaria.
  • Crear políticas antidiscriminación en las empresas.
  • Tener convenios con instituciones que trabajan por la inclusión de minorías o públicos vulnerables.
  • Pensar en las necesidades de cada población y tomar medidas que potencien sus capacidades. Por ejemplo, jornadas de teletrabajo, horarios flexibles o adecuaciones en sus puestos de trabajo.

La inclusión es uno de los mejores caminos para cumplir con las responsabilidades de las empresas, crear mayores oportunidades y conseguir los objetivos organizacionales. ¿Consideras que la diversidad es parte fundamental de tu compañía?

 

Autor:

Sebastián Henao

CEO

Globalwork

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *