Hombre en una entrevista durante un estudio de seguridad

Estudio de seguridad: una herramienta para construir grandes equipos

Los mejores equipos se construyen con buenas personas y para contar con ellas, es necesario empezar con un proceso de selección riguroso. Para muchas empresas, la revisión de las hojas de vida y las entrevistas son suficientes, mas no revisan a fondo la veracidad de los datos.

Y esto supone un riesgo para el proceso, pues el 34% de las hojas de vida son calificadas como “No confiables”, pues incluyen:

  • Mentiras, alteración u omisión de información y falsificación de documentos, generalmente académicos.
  • Riesgos asociados muy altos para la empresa, por ejemplo: antecedentes penales por delitos como extorsión, robo, violencia sexual, homicidio agravado o porte y tráfico de estupefacientes.

Para tener mayor certeza de que se escoge al candidato ideal, el estudio de seguridad es la herramienta más adecuada.

Este análisis determina la honestidad de los candidatos en la información proporcionada: documentos de identidad, estudios, trabajos previos y antecedentes judiciales.

 

¿En qué casos se debe hacer un estudio de seguridad?                                        

Generalmente, estos se aplican al personal que ingresará a cargos de mucha responsabilidad, confianza o de manejo de dinero y producto.

Aunque este enfoque es acertado, solo protege a una parte específica de la compañía, cuando todas las áreas requieren personal confiable.

Lo más recomendable es que el departamento de Recursos Humanos le haga un estudio de seguridad a todas las personas que estén en etapas avanzadas de procesos de selección.

 

¿Qué incluye un estudio de seguridad?

Este estudio busca obtener una visión completa de la persona que posiblemente llegue al puesto de trabajo. Para que sea completo, se deben verificar:

  • Estudios más recientes o más relevantes, validando directamente con las instituciones o a través de un análisis grafológico.
  • Referencias laborales más recientes, calidad de su desempeño, fechas de ingreso y salida y motivo de retiro.
  • Referencias personales y familiares.
  • Antecedentes penales y judiciales.
  • Autenticidad de la documentación personal, cédula y libreta militar.
  • Registros en bases de datos de instituciones como Policía, Procuraduría, Simit, Contraloría, Interpol, Lista Clinton y Fosyga.
  • Registros en centrales de riesgo.
  • Infracciones de tránsito.

Es muy importante que antes de empezar el estudio de seguridad, tus aspirantes firmen un consentimiento informado en el que autoricen a tu compañía o a un proveedor a verificar su información.

Además, te recomendamos que complementes el estudio de seguridad con otros procesos que te brinden más información, como visitas domiciliarias, pruebas de polígrafo y pruebas psicotécnicas.

Conoce más información sobre estos procesos:

Todo lo que debes saber sobre una visita domiciliaria
¿Qué es el polígrafo? Mitos y realidades del detector de mentiras

 

Incluye a los estudios de seguridad en tus procesos de selección. Verás los resultados de construir a tus equipos desde la excelencia y la confianza.

 

Autores

Angie Paola Pamplona

Analista de Información

Globalwork

 

Esteban Zapata

Analista de información

Globalwork

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *