Mujer en un proceso de contratación - Globalwork

¿Qué viene después del reclutamiento 4.0?

El reclutamiento 4.0 o social recruiting ha sido una tendencia en el sector de los recursos humanos en los últimos cuatro años. Este utiliza las redes sociales como Facebook, Twitter y LinkedIn para atraer al mejor talento humano, incluso si este no está buscando trabajo.

Los beneficios son muchos:

  • Disminuyen los costos y los tiempos de la contratación.
  • Las convocatorias tienen mayor difusión y alcance.
  • Se puede buscar específicamente en nichos de expertos en sectores.
  • Permiten obtener una imagen más integral del trabajador, no solo la que ofrece su hoja de vida.
  • Se empieza a construir una marca empleadora.
Conoce más: 5 pasos para crear una marca empleadora

Sin embargo, esto es solo una pequeñísima parte de todas las posibilidades que tiene una empresa al empezar su transformación digital. Y las nuevas opciones son muy emocionantes.

¿Más bien, será que estamos entrando en la etapa del reclutamiento 4.5?

 

Mucho, muchísimo más que redes sociales

Las redes sociales ofrecen grandes ventajas en los procesos de selección y es recomendable que las empresas las usen. Sin embargo, también le abren la puerta a la discriminación y la consolidación de estereotipos.

Incluso si se usan de buena fe, es posible que la imagen que alguien proyecte en redes sociales personales no represente sus capacidades laborales, lo que puede llevar a malas decisiones, reprocesos y sobrecostos.

Para evitar esto y hacer más precisa la selección es necesario que las empresas vayan más allá del reclutamiento 4.0 e implementen otras técnicas. Te compartimos algunas de las que han probado mayor eficiencia, muchas de ellas basadas en la inteligencia artificial.

Conoce más: Inteligencia artificial para la verificación de candidatos

 

Análisis predictivo:

Consiste en revisar información, a veces en cantidades masivas (big data), para predecir el comportamiento de una situación. A partir de las métricas recogidas, pueden analizar la adaptabilidad de una persona a la compañía, el tiempo que podrá durar, un estimado de sus resultados y mucho más.

 

Gamification:

¿Le preguntarías a un candidato si es impulsivo en la toma de decisiones? ¿No prefieres comprobarlo con tus propios ojos? Este es el principio de la gamification: hacer que los candidatos pasen por juegos predeterminados para sacar métricas de valor sobre su posible desempeño.

Resistencia a la frustración, agilidad mental y capacidad de trabajar bajo presión son algunas de las habilidades que se pueden medir de esta manera. Y, gracias al uso de datos, se reduce la discriminación que tradicionalmente afecta a mujeres o a minorías.

Empresas como Unilever, Accenture y LinkedIn ya optimizan sus procesos a través de juegos.

 

Información de más calidad en menos tiempo:

Una de las mayores ventajas de la transformación digital es la posibilidad de acceder a datos en tiempo real. En Globalwork, por ejemplo, usamos la inteligencia artificial para revisar la información de candidatos en 18 bases de datos.

Así, podemos entregar resultados, que normalmente se tomarían entre 7 y 10 días, en menos de 24 horas.

Esta revisión es fundamental para encontrar a los mejores candidatos, pues nuestros análisis han arrojado que el 34% de las hojas de vida contienen información no confiable.

 

Mejores entrevistas de trabajo:

Hirevue es una de las compañías líderes en este campo. Para empezar, permiten que los aspirantes respondan virtualmente a preguntas pregrabadas por el encargado de contratación, reduciendo los tiempos dedicados a organizar las agendas.

Pero su gran valor está en la lectura de 25.000 microexpresiones en los candidatos a través de un software de inteligencia artificial. Con esta información, los responsables de recursos humanos pueden tener una imagen más completa de la personalidad del empleado.

 

Retención del mejor talento humano a través de herramientas digitales:

Una vez hemos encontrado al mejor candidato, debemos asegurarnos de aprovechar todo su potencial durante el mayor tiempo posible. Actualmente, compañías como Acsendo desarrollan herramientas intuitivas que les permiten a las compañías medir objetivamente el desempeño de sus trabajadores e implementar un plan de ascenso basado en sus méritos.

Así, se mejora el ambiente laboral, se atienden las necesidades puntuales de cada empleado y se elimina el favoritismo.

El camino de la gestión humana cada vez se vuelve más apasionante, gracias a las soluciones de grandes compañías o nuevas startups. Prepárate para estos cambios, te podemos asegurar que muy pronto el reclutamiento 4.0 dejará de ser una novedad, para convertirse en otro paso en el proceso de contratación efectiva.

 

Autor

Juan José Muñoz - Head of communications Globalwork

Juan José Muñoz Gómez

Head of Communications

Globalwork

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *