Primero los antecedentes, luego la selección

Los antecedentes siempre deben realizarse antes de seleccionar a un candidato. Esta información, es la base para darle continuidad al conocimiento y selección de una persona para un puesto.

En esta labor, los antecedentes juegan un papel relevante, pues éstos determinan la viabilidad que tiene el proceso de selección.
Los antecedentes de los talentos abarcan varios aspectos: los antecedentes judiciales, la experiencia profesional, la validez de sus estudios y por último,  las referencias personales.

Antecedentes personales

Verificar el domicilio del aspirante y sus vínculos familiares es siempre necesario.

La información penal del talento es de gran relevancia, pues permite descartar que el candidato haya estado involucrado en problemas legales y enfocarse en los puntos positivos.

Tener un panorama general de la persona a la que vayamos a contratar reducirá el riesgo de equivocarse, lo que significa para la compañía un ahorro en tiempo, seguridad y dinero.

Antecedentes profesionales

Independientemente del tipo de cargo, los antecedentes profesionales son un punto  fundamental de evaluar antes de seleccionar.

Con esta información, entenderemos su afinidad con las funciones que va a realizar y los resultados obtenidos durante experiencias antiguas.Antecedentes sobre experiencia

Referencias

Si bien es normal que los familiares y amigos hablen bien del candidato, es posible entender los factores que pueden potenciar a esta persona en la compañía, lo cual permite corroborar y fortalecer la decisión de contratación.

Ejecutar un proceso de selección acorde y verificar la información de manera indicada, permitirá tomar decisiones que en el tiempo garantizarán resultados económicos, productivos y culturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *