Tips para dar respuestas difíciles a candidatos

La mayor parte del tiempo, deben tomarse complejas decisiones que conllevan a respuestas difíciles por parte del área del área de recursos humanos.
Cuando se está detrás del escritorio en un proceso de selección o reclutamiento de talento hay muchas responsabilidades en juego, incluso hay situaciones un tanto incómodas que no son del todo fáciles de manejar. Hay quienes optan por una personalidad fría que les permita responder de manera fácil a preguntas o a situaciones difíciles, pero no siempre esto es la opción más adecuada.

Para ello acá dejaremos una serie de tips o consejos para hacer de esta complicada tarea algo fácil:
Reitera el perfil que se está buscando

Un buen reclutador en poco tiempo puede llegar a ver o no el futuro de un candidato para un cargo vacante, por eso cuando en principio las cosas no pintan bien para el talento, es recomendable reiterar varias veces las principales características que debe reunir para cubrir ese cargo.
Esto hay que realizarlo de manera inteligente, pues la idea es inducir al solicitante a darse cuenta, por sus propios medios, que el cargo no es apto para él o viceversa. Este recurso resulta de gran utilidad cuando las preguntas incómodas aluden a si tienen posibilidades o no para obtener el cargo.

Ser realistas con las expectativas

Es importante ser realistas con las expectativas, incluso hay que mirar siempre a la excelencia, esto sin duda logrará frenar las aspiraciones de quienes no estén aptos para este tipo de exigencias, pues ante una posible negativa de admisión, los candidatos puede llegar a ser un poco intensos al preguntar las razones por las cuales no tengan posibilidades de optar a la vacante.
Para ello lo ideal es ser muy realista y dejar claras las razone y las condiciones del rechazo.
Se amable y sincero
La sinceridad es la base para el respeto y en cuestiones gerenciales esto es decisivo, cuando en un proceso de selección o reclutamiento algún candidato no reúne las condiciones para obtenerlo hay que ser sinceros, pero de manera amable.
No hay que recurrir a la arrogancia, a la desestimación, solo se recomienda indicar que hay ciertos parámetros en el perfil del candidato que son exigidos por la empresa y que dicha persona no los reúne.

Cierta distancia siempre es importante

Aunque no es recomendable ser muy frío y la amenidad es la base de cualquier relación laboral, es necesario mantener las distancias.
Al candidato debe quedarle claro que si se realizan indagaciones de tipo personal es parte de la dinámica del proceso de selección y no debe tomarlo con un llamado o invitación a la confianza excesiva que luego de pie a situaciones incómodas, como por ejemplo a establecer compromisos.
Hay que tener claro que cuando una persona opta por una vacante laboral siempre va a estar dispuesta a ser lo que su ética le permita para obtener el cargo, incluso a valerse de un trato excesivamente agradable por el reclutador, que le permita confundirse y pensar que debido a ello tenga algún tipo de ventaja ante los demás.
La distancia en este tipo de procesos le otorga el empleador más facilidad a la hora de dar respuestas difíciles como la negativa de admisión.

Motivación

Otro valioso consejo al que puedes recurrir para dar respuestas difíciles a candidatos en un proceso de reclutamiento es la motivación, pues si acompañamos una respuesta complicada de una buena carga motivadora pues reduces el impacto de la misma en el candidato y por ende su reacción puede suavizarse.
Hay muchos factores que también se deben tomar en cuenta, como el contexto, la actitud de solicitante y los aspectos de seguridad en la entrevista, pues hay que evitar el riesgo de una reacción inadecuada o inclusive peligrosa para el encargado del proceso de selección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *