Pasos para optimizar el trabajo en recursos humanos

El capital principal de cualquier empresa es y será siempre el valor humano. Todo lo que implica el trato con los trabajadores, la comunicación y garantizar su estabilidad y sentido de pertenencia con la compañía es de gran importancia, ya que repercutirá en la forma en la que se desempeñan.

En todas las empresas, el departamento de Recursos Humanos es el que debe garantizar que cada empleado se sienta y esté bien. Sin embargo, en muchos casos esta labor suele ser agotadora y difícil de manejar, debido a que cada trabajador es distinto. Para ello te ofrecemos una serie de pasos que te permitirán optimizar su desempeño y así potenciar a tu compañía.

1. Mantén un buen clima laboral

El lugar de trabajo, el trato y la forma en la que el personal se percibe dentro de la empresa es muy importante. Un buen clima laboral apunta a fortalecer las relaciones entre la compañía y sus empleados, así como profundizar las que existen entre ellos mismos.

Para ello no basta pensar en productividad. Es necesario que cada miembro desarrolle sentido de pertenencia con la compañía, que comprendan la visión y misión, que sientan que forman parte del proyecto y que, además, son escuchados. Algunas estrategias son los cursos, el coaching, los debates y eventos propios de la empresa.

2. Formar, evaluar y premiar

La formación del personal es importante y sirve como estrategia para mantenerlo motivado y en un clima laboral de calidad. Esto se debe a que la mayoría de quienes ingresan tienen expectativas y aspiran a nuevos conocimientos. Además, en términos de productividad, esto garantiza mayor eficiencia.

Por otra parte está la evaluación. Hoy en día es común que muchas empresas implementen la gestión por competencias.

Esto consiste en reconocer las habilidades de cada trabajador con el fin de desarrollar un perfil que pueda medirse y analizarse para así mejorar su gestión y aprovechar su trabajo.

En última instancia están los reconocimientos que se les harán de acuerdo con su mérito. Valorar esos esfuerzos extralaborales que realizan algunos empleados les hará sentir mucho más motivados; incluso esto puede extenderse a otros y así el nivel de entrega en cada jornada será mayor.

Los cursos de formación, exámenes y/o pruebas de capacidades y premios por labores bien hechas son estrategias para mejorar este punto.

3. Promueve la comunicación

Las formas de comunicación de todas las empresas son un punto fundamental. En términos de recursos humanos constituyen un papel crucial a la hora de atender a los trabajadores, debido a que cada información que sepan por otros medios distintos a los regulares puede ser perjudicial.

Si bien es cierto que los rumores siempre existirán, la mejor forma de garantizar un clima laboral adecuado es siendo transparentes con el personal y sirviendo de intermediario entre este y los directivos de la compañía.

Las reuniones, los boletines, mensajes en distintas plataformas e incluso llamadas constantes sirven para promover la comunicación y garantizar la estabilidad de la información.

4. Conoce a tu plantilla

Un aspecto que muchos olvidan, pero que resulta vital, es el trato entre empleadores y empleados. Conocer la plantilla, sus nombres y algunos de sus datos personales fuera del trabajo mejora las relaciones.

Hablar con ellos y establecer una relación cercana y respetuosa ayuda a que exista mayor confianza. El primer paso lo debe dar el empleador, mostrándose abierto a responder dudas o a escuchar críticas y propuestas. De esta forma se podrá conocer más rápido a cada trabajador y así establecer un vínculo que favorezca a la compañía.

Por último no se debe olvidar fomentar esos intereses en común entre trabajadores y empresa. Así, la labor de recursos humanos será más sencilla y efectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *