La importancia de las referencias laborales a la hora de seleccionar candidatos

Seleccionar a un candidato para un empleo es un reto que exige de mucho esfuerzo, paciencia y, sobre todo, observación.

La búsqueda de un trabajo lleva a algunos aspirantes a colocar en sus currículos aspectos no tan esenciales, y en muchos casos puede tratarse de información no del todo certera.

Sin embargo, más allá de cualquier entrevista, prueba de capacidades y revisión exhaustiva de documentos, un proceso que muchas empresas están llevando a cabo actualmente es la verificación de referencias laborales.

Sirve como respaldo para la compañía y es una magnífica forma de determinar cuál candidato es el más apto para el empleo que se oferta.

¿En qué consiste?

Las referencias laborales constituyen un mecanismo en el que el empleador corrobora la información aportada por el candidato al puesto de trabajo. Son una forma de contacto con su historial, lo cual permita ir mucho más allá de lo reflejado en el currículo, o lo dicho en la entrevista.

Consiste en pedir al candidato algún tipo de contacto con exjefes, antiguos compañeros de trabajo o viejos clientes, para que estos den una opinión sobre el modo de trabajar del entrevistado, su rendimiento, disciplina y desenvolvimiento en un ambiente laboral.

Con esta información es posible armar un diagnóstico más efectivo del candidato, así como permite verificar con una fuente externa aquella información que él presentó.

La forma correcta de solicitar referencias laborales

Al momento de solicitar referencias laborales suelen aparecer muchas dudas. Para ello elaboramos una serie de consejos que te ayudarán a saber la forma correcta de solicitarlas:

• El momento oportuno para solicitarlas es cuando hay seguridad de que ese candidato puede ser adecuado para el puesto ofrecido.

Generalmente las empresas evalúan muchos solicitantes y luego escogen un pequeño grupo dentro de los cuales elegirán al indicado.

• Una vez se tenga al grupo listo, es necesario informarle a los candidatos que es necesario solicitar referencias laborales para que estos aporten los datos actualizados de sus contactos.

• Hay que ser muy precisos con las preguntas a realizar al contacto. Muchas de ellas deben relacionar el desempeño antiguo del candidato con el que se espera que tenga en la nueva empresa.

• Si se trata de una persona que opta por su primer empleo es posible pedir referencias de profesores.

• Los contactos que ofrezcan los candidatos deben estar actualizados y deben ser de los empleos anteriores más próximos.

Una herramienta de validación

Las referencias laborales constituyen una magnífica herramienta de validación de nuestro futuro personal. Ayudan a salir de dudas, responder preguntas y, en muchos casos, evitar errores.

Si bien se puede creer que son una ventaja para los candidatos, en realidad sirven para conocerlos más y tener información de qué puesto es el mejor para él y, por ende, para la empresa.

Hoy en día constituyen una ayuda idónea al momento de contratar. No solo son utilizadas por grandes empresas de algún rubro en específico, sino que cualquiera puede hacerlo. Hay casos en los que compañías solicitan antecedentes penales o historiales clínicos para tener seguridad de que su inversión será segura.

Para ello siempre es necesario tener certeza de que las referencias son certeras y confiables. Por ejemplo, hoy en día, con la irrupción de las redes sociales, muchas compañías verifican la información de su candidato a través de LinkedIn.

Si bien esto puede ser de gran ayuda, no sustituye el valor de encuentros o llamadas en directo.
Por último es importante recordar que las referencias son un aspecto más a tomar en cuenta en la selección de candidatos. Dan una mejor perspectiva del mismo y ayudan a fortalecer el proceso de contratación.

Sebastián Henao
CEO GLOBALWORK

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *